Cómo quitar el mal aliento por comer ajo o cebolla

remedios para acabar con el mal aliento

Tanto la cebolla como el ajo son alimentos altamente saludables e importantes en nuestra dieta debido a los grandes beneficios que éstos aportan a nuestra salud, sin embargo ambos comparten también una característica poco querida: el mal aliento que suelen dejarnos.

Además de sus grandes cualidades potenciadoras del sistema inmune, el ajo y la cebolla poseen grandes propiedades antibióticas y antisépticas, por lo que resultan de gran ayuda a la hora de combatir numerosos problemas de salud, sin embargo, a pesar de todos estos beneficios son muchas las personas que evitan comerlos para evitar después el mal aliento.

La causa del mal olor que queda en nuestra boca después de comer estos alimentos se debe a los componentes sulfurosos que contienen, que al ser volátiles permanecen adheridos a dientes y encías sin que, aparentemente, podamos hacer mucho por evitarlo. ¡Esto se acabó! Hoy conoceremos varios remedios que nos ayudarán a evitar el mal aliento causado por el ajo y la cebolla. ¡Sigue leyendo!

Remedios para evitar el mal aliento por ajo y cebolla

Infusión de menta y canela

Ambos ingredientes poseen aromas potentes, propiedades antibacterianas y son muy refrescantes, por lo que pueden convertirse en nuestros mejores aliados contra el mal aliento.

Vierte en una taza agua hirviendo y añade una bolsita de menta y un trocito de canela en rama. Deja reposar 7-10 minutos, cuela y endulza con un poco de miel. Además de ayudarnos a combatir la halitosis nos ayudará a eliminar los gases. ¡Un 2 en 1 muy saludable!

Limonada

El fuerte aroma del limón, así como su gran capacidad antiséptica resulta de gran ayuda a la hora de mejorar el aliento. Para ello no tienes más que exprimir un par de limones, añadir un poco de agua y tomarlo después de haber comido ajo o cebolla.

Masticar granos de café

cómo eliminar la halitosis

Si has visitado perfumerías, te habrás fijado que en muchas de ellas existen recipientes con granos de café para que después de probar un perfume los olamos y evitemos mezclar el olor con el próximo perfume que vayamos a probar. Algo similar ocurre en la boca, y ésto se debe a la gran capacidad que tienen los granos del café para inhibir las bacterias causantes del mal aliento.

Lo único que debes hacer después de comer ajo o cebolla es mascar un par de granos de café y después cepillarte los dientes. ¡Verás como desaparece!

Gárgaras con clavo de olor

Hierve dos o tres clavos en una pequeña cantidad de agua, deja reposar hasta que esté frío o tibio, cuela y realiza gárgaras con el líquido resultante. También puedes masticar un clavo de olor si prefieres una solución más rápida.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!