Esto es lo que sucede en tu cuerpo cuando dejas de fumar

beneficios de dejar el tabaco

Fumar es uno de los hábitos más perjudiciales para nuestra salud y a su vez uno de los más comunes, pero ¿sabías que es responsable de más del 80% de los cánceres de pulmón así como que está directamente relacionado con más de 25 enfermedades?

Según diversos estudios realizados en diferentes partes del mundo, fumar puede reducir la esperanza de vida unos 10 años, sin olvidar las consecuencias para el día a día que este hábito nos trae, como la reducción de nuestra capacidad pulmonar o el envejecimiento prematuro de la piel. Si estas razones no te parecen suficientes, aún tenemos más. Esto es lo que pasa en tu organismo cuando dejas de fumar:

¿Qué pasa en el cuerpo cuando dejamos de fumar?

Pasadas 24 horas desde el último cigarro

Después de estar un día entero sin fumar, aumentan los niveles de oxígeno en la sangre y disminuyen los de monóxido de carbono. Empieza a mejorar el olfato y el sabor de los alimentos.

"El mono" por fumar es muy intenso en los primeros días, pero si lo superamos, estas ganas intensas irán disminuyendo hasta desaparecer por completo.

Pasados 2-3 días

El cuerpo comienza a eliminar la nicotina y sus derivados. No obstante, otros de los componentes del tabaco, como el alquitrán, permanecerán en nuestro cuerpo durante varios años más.

Por otro lado, las terminaciones nerviosas comienzan a asimilar la ausencia de nicotina en el organismo, lo que va reduciendo la necesidad de fumar.

Pasadas 2 o 3 semanas

Si hemos pasado los últimos años de nuestra vida fumando es normal que durante este tiempo sigamos sintiendo la necesidad de hacerlo, lo que se conoce como síndrome de abstinencia o "mono", que puede venir acompañado de ansiedad, irritabilidad y cansacio.


Comienza a mejorar la circulación sanguínea, la calidad de la sangre y se aumenta nuestra capacidad pulmonar hasta un 30% más.

Pasados 3 meses

Se reduce considerablemente la sensación de ahogo, la tos, la congestión nasal y la fatiga. La piel mejora en elasticidad e hidratación, lo cual se ve reflejado en su apariciencia y tacto.


La ausencia de nicotina puede provocar que engordemos unos kilos, por lo que es importante que en esta etapa cuidemos nuestra alimentación más que nunca y aprovechemos para realizar algún tipo de actividad de física que nos ayude tanto a quemar grasas como a distraernos y a sentirnos mejor con nosotros mismos. ¡Hay que aprovechar nuestra mejorada capacidad pulmonar!

Pasado 1 año

El riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares se reduce hasta la mitad. Aumenta la sensación de bienestar y la capacidad del organismo para mantener limpios los pulmones.


Pasados entre 5 y 15 años el riesgo de sufir un infarto cerebral o un fallo cardiaco se equipara al de una persona que nunca ha fumado.

Pasados 10 años

Se reduce el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, garganta o esófago entre un 40 y un 60%. Pasados 5 o 10 años las probabilidades de sufrirlo se equiparan a la de una persona que nunca ha fumado.

Como ves, los beneficios de dejar de fumar son muchos. Seguro que verlos recopilados de esta forma te motiva a dejar el tabaco. ¡Fuerza, ánimo y voluntad!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!