Remedios rápidos y eficaces contra las quemaduras solares

remedios para curar las quemaduras del sol

Las quemaduras solares son un problema muy común, especialmente en aquellas personas de piel más blanca o sensible. Estas quemaduras no se producen sólo cuando tomamos sol en exceso en la playa en verano, también podemos quemarnos con un simple paseo bajo el sol o incluso en una montaña nevada en invierno, por lo que es importante que siempre mantengamos nuestra piel protegida con una buena crema solar.

Las quemaduras provocadas por el sol son además de molestas muy peligrosas, ya que pueden lugar a cáncer de piel, una enfermedad bastante más habitual de lo que creemos. Sin embargo, si ya es tarde para prevenir, estos remedios que conoceremos a continuación te ayudarán a calmar las molestias provocadas por las quemaduras y a mejorar el aspecto de tu piel de forma rápida y totalmente natural. No pierdas detalle:

Cómo calmar el ardor de las quemaduras solares

Compresas empapadas en leche

La leche entera es rica en ácidos lácticos y grasos, que son excelentes para aliviar el ardor y el resto de molestias asociadas a las quemaduras solares.


El remedio es tan sencillo como tomar una compresa o gasa y empaparla en leche fresca (de la nevera). Aplícala sobre la zona quemada y déjala actuar durante unos minutos. Puedes repetir varias veces.

Infusión fría de té verde

El té verde es un poderoso antioxidante natural rico en taninos, sustancias que nos ayudan a calmar el escozor y ardor provocado por las quemaduras del sol. El proceso es similar al remedio anterior: prepara un poco de té verde, guárdalo refrigerado y cuando esté frío empapa en él una compresa o gasa y aplícalo sobre la zona de piel quemada. Si la zona está muy dolorida puedes aplicarlo con un pulverizador.

Pulpa de aloe vera

El aloe vera posee excelentes propiedades para nuestra salud y la de nuestra piel. Un remedio excelente para aliviar de inmediato las molestias provocadas por las quemaduras solares y reparar los tejidos dañados.

aloe vera para las quemaduras solares


Toma un pequeño trozo de pulpa de aloe y aplícalo directamente sobre la zona quemada. Te refrescará y notarás el alivio al instante. Una solución rápida, sana y totalmente natural.

Beber mucha agua

Cuando nos quemamos sufrimos el riesgo de sufrir deshidratación, por lo que es importante que tomemos suficiente agua para recuperar las sales minerales que hayamos podido perder y acelerar con ello la curación de los tejidos dañados. Recuerda tomar siempre al menos 2 litros de agua a diario.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!