Remedios caseros contra los pies fríos


Tener los pies o manos frías es algo muy común, pero que no afecta de igual manera a todas las personas. Normalmente la causa que lo provoca es una mala circulación, aunque también pueden influir otros factores como tener un metabolismo basal lento o fuertes anemias.

Hoy vamos a aprender cómo podemos acabar con este problema de una manera económica, sencilla y totalmente natural. Para ello vamos a conocer varias alternativas, como las infusiones de plantas medicinales concretas y los baños calientes.

Si ponemos en práctica los siguientes remedios diariamente podremos comprobar cómo mejorará este problema en apenas unas semanas. No dejes de probarlos:

Infusión de jenjibre y canela

Esta bebida es ideal para mejorar nuestra circulación. Basta con hervir durante dos minutos una cucharada de jenjibre y un trozo de canela en rama en un recipiente con agua. Dejamos reposar unos minutos, colamos y nos la tomamos.

Infusión de Gingko

El Ginkgo es una planta empleada en medicina natural para combatir los problemas circulatorios. Podemos encontrarlo fácilmente en cualquier herbolario.

Agregamos una cucharadita de Ginkgo en un recipiente con agua, hervimos durante tres minutos, colamos y nos tomamos la infusión.

Baño de ácoro

Un complemento perfecto para las infusiones es el baño de ácoro. Ponemos en remojo durante doce horas 100 gramos de ácoro. Pasado ese tiempo, calentamos la mezcla, la dejamos reposar unos minutos, la colamos y la añadimos al agua caliente que tengamos en la bañera.

Nos damos un baño de quince o veinte minutos de duración.


¿Te han parecido interesante estos remedios? ¡Compártelos en las redes!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!