Cómo preparar un hígado más tierno y sabroso

El hígado de pollo además de ser un alimento muy sabroso es altamente saludable y beneficioso para nuestro organismo. Su alto contenido en proteínas, vitaminas -destacando la vitamina K y B12- así como minerales como el zinc y el hierro, lo convierten en un alimento indispensable para combatir enfermedades como la anemia, fortalecer nuestro sistema inmutario y combatir la fatiga, entre otros.

Consejos para cocinar un hígado sabroso

Como hemos comentado anteriormente el hígado es un alimento exquisito, pero si no lo preparamos bien puede quedar amargo y algo duro, estropeando cualquier plato.

Para eliminar el amargor y conseguir un hígado jugoso tan sólo necesitamos un plato y un poco de leche fría. Sumergimos los hígados que vayamos a cocinar en leche durante una o dos horas, los secamos con papel de cocina y los freímos o asamos. ¡Quedarán exquisitos!

No te olvides de seguirnos en facebook o twitter. ¡Te esperamos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!