Pan siempre crujiente - Cómo guardarlo

No hay mejor acompañamiento para una comida que un buen trocito de pan. En contra de lo que mucha gente piensa, el pan no es algo que debamos eliminar de nuestra dieta, de hecho muchos nutricionistas recomiendan que no nos falte en la comida principal.

Los beneficios que nos puede aportar son muchos y varían dependiendo del tipo de pan que comamos. El blanco es rico en vitaminas y minerales, el integral y el de salvado en fibra, por lo que es muy aconsejable para personas que sufran de estreñimiento, así como para prevenir distintos tipos de enfermedades cardiovasculares y reducir el colesterol.

Si compras pan y te sobra para el día siguiente, la manera de mantenerlo crujiente es metiendo en la panera o la bolsa donde lo guardemos, media patata cortada. El almidón actuará protegiendo intactas sus cualidades. También podemos tostarlo un poco antes de consumirlo. Tendremos pan caliente y crujiente en cualquier momento del día.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo en las redes sociales!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!