Bechamel siempre como recién hecha

La bechamel es una salsa muy rica y utilizada en cocina para la preparación de todo tipo de platos: lasañas, pastas, verduras, etcétera. Su preparación es muy sencilla y en apenas unos minutos la tendremos lista. Sin embargo no siempre disponemos del tiempo que nos gustaría, o bien nos sobra un poco y la queremos reutilizar en la siguiente comida. ¿Cuál es el problema? Que se reseque.

Con el truco que vamos a conocer ahora nos olvidaremos de este pequeño inconveniente, pudiendo disfrutar horas más tarde de una bechamel jugosa como a primera hora.

Basta con cubrir con papel transparente la cazuela donde tengamos la salsa e introducirla en un recipiente con agua hirviendo. La dejamos unos minutos al baño María y a disfrutar de su sabor.


Recuerda que puedes seguirnos en facebook y twitter.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!