Gel hidratante de manzanilla y lavanda


Mantener nuestra piel hidratada es mantenerla sana. Una acción tan sencilla como aplicarnos cremas hidratantes antes de irnos a dormir o utilizar geles especiales para después del baño nos ayudará a mejorar el aspecto y salud de nuestra dermis.

Hoy vamos a aprender a elaborar un sencillo gel natural hidratante casero para el que lo único que necesitamos son estos ingredientes:

- Aceite de almendras
- Flores de manzanilla y lavanda
- Vaselina


Cómo preparar un gel hidratante casero

- Vertemos en un recipiente una cucharada de vaselina y dos de manzanilla, lavanda y aceite de almendras - dos cucharadas de cada uno -. Lo ponemos al baño maría para que la vaselina se vaya fundiendo poco a poco a fuego lento. Dejamos en el fuego durante 40-50 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

- Una vez haya pasado ese tiempo y la vaselina esté completamente derretida, tamizamos la mezcla. Para ello utilizamos un "chino" o una gasa. Vamos presionando las flores para que suelten todo el líquido y lo guardamos en un frasco. 

Ya sólo nos queda disfrutar de este remedio natural ideal para nutrir y sanar las pieles más secas y castigadas. Podemos utilizarlo cada noche un rato antes de irnos a la cama.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!