Remedios para los esguinces y luxaciones

En ocasiones, ya sea practicando algún deporte o simplemente realizando un movimiento raro en casa que nos provoque un mal giro en una articulación, puede acabar en la aparición de un esguince o luxación, que no es más que una torcedura de la articulación acompañada de dolor e inflamación.

Ante estas situaciones, al igual que con las quemaduras, lo más importante es la rapidez con la que actuemos. Para evitar una inflamación mayor, debemos aplicar algún remedio sobre el miembro afectado con celeridad. En el artículo de hoy vamos a conocer algunas soluciones naturales muy efectivas contra las luxaciones y esguinces, que nos ayudarán a bajar y prevenir la inflamación y a paliar el dolor que suele acompañarla.

- Remedios caseros  - 

- Árnica: Masajear la zona afectada con esencia de árnica, una planta con grandes propiedades curativas que podemos encontrar en cualquier herboristería.

El masaje debe ser suave, sin apretar la articulación y haciendo movimientos circulares, para que la piel absorba bien la loción.

- Bolsa de pastor: En un recipiente vertemos agua y un puñado de hojas de esta planta y lo hervimos durante diez minutos. Empapamos una gasa, compresa o paño en la infusión y nos lo aplicamos directamente sobre la zona afectada.

- Malvavisco: Hervimos durante diez minutos un puñado de raíces de esta planta. Posteriormente empapamos una compresa en el líquido resultante y la aplicamos directamente sobre la zona a tratar.


¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!