Consejos para una buena digestión

Que la alimentación es uno de los factores más influyentes en nuestra salud, es algo que nunca debemos obviar. Ya no sólo me refiero a llevar una dieta equilibrada, sino a la importancia de mantener unos buenos hábitos y rutinas a la hora de sentarnos a la mesa. De cómo nos comportemos en la mesa, dependerá también el tener una buena y nada molesta digestión o por el contrario, realizar una digestión pesada y poco agradable, y todo esto, en un porcentaje mucho mayor de lo que pensamos, así que... ¿a qué esperas para mejorar tu rutina? Si sigues estos sencillos consejos, descubrirás lo fácil que es tener unas buenas digestiones, a la vez que contribuimos a una mejor absorción de los nutrientes e incluso cambiamos nuestro estado de ánimo. Sigue leyendo...

- Podríamos empezar recordando la importancia de comer con tranquilidad, sin prisas, en un ambiente agradable y reposado, masticando bien todos los alimentos y disfrutando de los sabores que éstos nos ofrecen. Para mí, es el principal y más importante de los consejos, que me ayudado mucho durante estos años para paliar las pesadas digestiones que padecía con mucha frecuencia. 
- Comer sentados y no estar realizando otras tareas al mismo tiempo. Siempre habrá tiempo de hacerlas en otro momento.
- Si estamos comiendo acompañados, mantener unas conversaciones agradables y haciendo pausas, guardando el tiempo necesario para masticar y tragar con calma.
- Mantener una postura erguida y evitar prendas que nos aprieten el abdomen.
- Dejar de comer cuando nos sintamos satisfechos, no abusar de nuestro estómago. Recuerda que es como un saco que se llena pero luego se va a poner a funcionar, si está muy lleno, va a tener que realizar un esfuerzo mucho mayor, que no tardaremos en notar. 
- Evita el esfuerzo físico pesado después de comer. Reposa media hora o lo que necesites antes de ponerte a realizar otras tareas.
- Si sueles padecer de flatulencias después de las comidas, toma una infusión de manzanilla y anís, que además te ayudará a realizar una digestión más ligera.
- Mejor realizar cinco o seis comidas ligeras, que tres copiosas. Tendremos digestiones menos pesadas y una mejor absorción de los nutrientes. 

Como ves, unos consejos muy fáciles de seguir y que nos ayudarán mucho más de lo que podríamos pensar en un primer momento. ¡Esperamos vuestras opiniones!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!