Trucos de planchado

Una de las tareas domésticas más detestadas por la gran mayoría es planchar la ropa, más aún en verano, cuando sin quererlo, si no tenemos aire acondicionado en esa habitación, dotamos a la habitación de una temperatura que no supera ni la mejor de las saunas.

Temperaturas aparte, hoy os voy a dar un par de consejos para no desesperar en esos momentos que lo único que deseamos es acabar y ponernos a otra cosa.

- Casi se quema...

Si nos hemos pasado algunos segundos de más con la plancha encima de la ropa, y ha aparecido la típica mancha amarillenta (no negra, porque entonces ya no tiene solución), basta con aplicar directamente sobre la prenda un algodón empapado en  agua oxigenada, frotando hasta que decolore ese amarillo que acaba de salir.

- Arruga imposible...

Si hay alguna arruga que se nos resiste, ponemos sobre la prenda un trozo de papel de aluminio y justo encima un pañuelo húmedo, y volvemos a planchar. ¡Veras que resultados!

Como estoy seguro de que alguna vez también te has podido encontrar con el problema de eliminar una mancha de helado, de tinta, o incluso de café, te invito a que leas también el remedio que tenemos para solucionar esos pequeños problemas cotidianos.

¿Y tú, conoces más trucos de planchado? ¡Esperamos tus consejos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!